5  Consejos para el verano!

El verano es una época donde cambiamos con frecuencia de lugar de residencia y de actividad. Esto unido al cambio de clima, de comidas y ambiente convierten al verano en una época especial, llena de diversión y descanso, pero también con riesgos nuevos ante los que debemos tomar precauciones para sacar un diez en salud.
1. Cuídate del sol y el calor

2. Mantente hidratado  

3. Cuida tu alimentación  

4. Guarda la digestión.

5. Cuídate de las picaduras

 

 

 1. Cuídate del sol y el calor
preparar-granja-calor

1. La exposición prolongada a los rayos del sol produce daños en la piel: quemaduras solares, manchas solares y pecas o cáncer de piel. También pueden ocasionarse daños en los ojos por exposiciones al sol sin protección ocular o con protección inadecuada. Por ello es fundamental seguir una serie deprecauciones:

No te expongas al sol en las horas centrales del día ( de las12 a las 4), cuando los rayos solares caen con mayor intensidad

Usa cremas con alto índice de protección solar, aplicándola media hora de salir al sol y renovando con frecuencia su aplicación, durante cualquier actividad al aire libre.

Usa gafas de calidad que bloqueen el impacto excesivo del sol en los ojos.

Usa sobreros que protejan la cabeza de la acción directa del sol.

– Usar ropas de fibras naturales y color claro como pantalla de protección preferible.

En el caso de los niños menores de 6 años los dermatólogos aconsejan medidas preventivas como mantenerse en zonas frescas y protegerse con ropa adecuada y sombreros y desaconsejan la exposición del niño al sol y el uso de filtros solares.

2. Los golpes de calor son otra de las consecuencias de la exposición prolongada al sol o la permanencia en ambientes excesivamente calurosos.

Consisten en una alteración grave de la regulación térmica del organismo lo cual puede dar lugar a un estado de shok y riesgo de muerte. Son una urgencia médica que requiere tratamiento médico cuanto antes.

Para prevenirlo:

– Debe evitarse la permanencia prolongada al sol o en lugares excesivamente calurosos y húmedos.

– Es necesario mantenerse en zonas frescas y sombreadas y beber líquidos en abundancia.

– Los bebés, los niños pequeños y los ancianos son las personas más susceptibles de verse afectadas por las quemaduras o los golpes de calor por lo que su cuidado requiere especial atención.

– También deben tener especial cuidado personas con afecciones cardiacas, circulatorias, respiratorias, renales, cerebrales o diabetes.

– La obesidad, el alcoholismo y la toma de drogas o algunos medicamentos son también un factor de riesgo para los golpes de calor.

Jamás debe dejarse a un niño o una mascota en el interior de un coche, aunque se piense que el calor no es excesivo, ya que por desgracia estas situaciones llevan con altísima frecuencia a la muerte del niño o del animal.

Antes de subir a un coche aparcado al sol ventílalo bien unos minutos abriendo puertas y ventanas para que baje la temperatura de su interior. Espera un poco sobre todo antes de montar en el a bebés o a personas mayores.

 2. Mantente hidratado
collage-summer-food_600Durante el verano aumenta la transpiración.

Este es un mecanismo natural del organismo para protegerse de los aumentos de temperatura ya que por medio de la sudoración logramos disminuir la temperatura corporal.

Pero esta sudoración hace que se pierdan agua y electrolitos a través de la piel con lo que si es excesiva y no se reponen líquidos y sales puede llegarse a un estado deshidratación.

Esta deshidratación es especialmente peligrosa en niños, ancianos ypersonas con patologías crónicas.

Para prevenirla:

Es obligatorio tomar agua periódicamente, aun sin necesidad de tener sensación de sed. Esto es especialmente importante en los ancianos, ya que la capacidad de sentir sensación de sed esta atenuada y también es importante tenerlo en cuenta en los niños sobre todo en los más pequeños que no saben pedir el agua. En estas poblaciones deberían establecerse horarios fijos obligatorios para la ingesta de agua a lo largo del día, siendo mayor durante el día y diminuyendo la ingesta a últimas horas de la tarde para evitar que el deseo de orinar interrumpa un buen sueño.

– De vez en cuando, alterna el agua con bebidas isotónicas o zumos naturales.

– Procura no realizar un ejercicio excesivo que te obligue a sudar mucho.

Mantente en lugares sombreados y frescos.

 3. Cuida tu alimentación
images (3)

Las intoxicaciones alimentarias se multiplican por cuatro en verano por el consumo de alimentos en mal estado o aguas no potables.

Las consecuencias principales son las gastroenteritis y las diarreas.

Estas alteraciones afectan con más frecuencia a los niños y a los ancianospor la mayor fragilidad de su sistema inmune y digestivo.

En cuanto a los adultos se ven afectados sobre todo en los viajes a países exóticos, lo que se denomina la “diarrea del viajero”.

También afectan con más frecuencia a personas con alteraciones previas del estado de salud.

Para prevenir las toxiinfecciones en esta época del año es necesario mantener los hábitos de higiene y extremar las precauciones.

1- En casa:

– Lávate muy bien las manos tras ir al servicio

– Lávate las manos cada vez que tengas que manipular alimentos

– Lava bien las frutas y verduras que vayas a consumir crudas con agua con una gotita de lejía

– Mantén limpias las superficies de trabajo y los utensilios a la hora de preparar los alimentos.

– Mantén siempre los alimentos refrigerados a menos de 5 grados y consume los recién preparados en menos de dos horas

– Asegúrate de la cocción adecuada de carnes, pescados, verduras y huevos en tus preparaciones.

2- En la calle:

– Rechaza los alimentos expuestos y no refrigerados

– No comas alimentos crudos en lugares de dudosa higiene

– Bebe siempre agua potable

– Rechaza los cubitos de hielo cuando viajes a países tropicales o en lugares con agua de calidad dudosa.

 4. Guarda la digestión.
Parece cosa de otros tiempos, pero guardar la digestión sigue siendo una recomendación médica para evitar los sustos, a veces con consecuencias gravísimas, de los cortes de digestión,  que son un shok por alteración de la redistribución sanguínea.

Para prevenir:

– Se debe esperar un tiempo que irá de la hora y media a las dos horas desde que se come hasta bañarse en la playa o la piscina, vigilando especialmente que no haya contraste brusco de temperaturas en cualquier caso.

– Se aconseja por el mismo motivo evitar la ingesta de bebidas muy frías durante la digestión.

 5. Cuídate de las picaduras

h

Las picaduras de insectos son una constante en épocas estivales. Desde el inicio de la primavera aumenta la población de insectos y también aumenta la actividad al aire libre por lo que ambas cosas favorecen un mayor aumento de las picaduras.

Los mosquitos, avispas y abejas proliferan en lugares con agua dulcecomo los bordes de las piscinas, y donde hay determinados olores como en losbasureros.

Son atraídos también por la ropa de colores vivos y los perfumes.

Para prevenir:

– Alejate de basureros y lugares con olores fuetes a comida.

– Evita la ropa de colores vivos y los perfumes cuando planees salidas al campo o la piscina.

– Emplear lociones repelentes también puede ser una solución para evitar las picaduras de los insectos.

– Se recomienda poner mosquiteras en las ventanas para evitar las picaduras dentro de casa.

– Especial cuidado con la prevención de las picaduras deben tener laspersonas alérgicas a la picadura de determinados insectos como las avispas o las abejas, ya que su organismo reacciona de modo exagerado pudiendo padecer un shok anafiláctico. Existen vacunas para este tipo de alergias que son efectivas en el 95% de los casos y que se recomiendan encarecidamente a las personas que se sepan alérgicas a estos insectos.

– En cualquier caso se recomienda llevar siempre que se vaya a lugares donde exista el riesgo de picaduras alguna crema con antihistamínicos para aliviar el picor e incluso corticoides.