Estas de vacaciones y ¿no tienes a donde ir? No te preocupes, puedes igual tener las vacaciones de tu vida estando en tu hogar.

En esta oportunidad que estoy de vacaciones sin poder visitar ningún lugar paradisíaco he entendido que no es necesario salir de la ciudad o del país para disfrutar verdaderamente las vacaciones. Incluso, creé una lista de los “pros” que he experimentado al estar en casa de vacaciones y te la comparto a continuación:

 

 

1. No se gasta dinero: cualquier viaje por mas corto o local que sea requiere de un gasto ya sea de gasolina, mantenimiento del automóvil, peaje, pasaje de avión, bus o tren, estadía en un hotel, comida, bebida, recuerdito del lugar, etc. Al quedarte en casa no tienes estos gastos extras y puedes invertir o ahorrar ese dinero para otra cosa.

 

 

 

consejos-viajar-en-navidad

2. Cero viaje, cero estrés: no conozco a nadie que no se estrese al momento de un viaje, empezando con hacer las maletas, ¿qué me llevo? ¿qué no me llevo? y ¿si hace frío? y ¿si hace calor? y ¿si llueve? O “no me cabe nada en la maleta!”

Otro estrés asociado con el viaje (si viajas en avión) es poder llegar al aeropuerto a tiempo, si hay tráfico o un accidente camino al aeropuerto te cambia todos los planes de llegar con tiempo y poder hacer tu fila, dejar tus maletas, pasar por seguridad, encontrar la puerta de embarque, hacer la fila de nuevo, encontrar tu asiento, ¡ay no, ya me agoté y aún el avión ni ha despegado!

 

 

Consejos-para-cocinar-de-forma-saludable

3. Comida de primera: si te vas de viaje así sea dentro de tu país debes tener cuidado con lo que comes, no sólo para mantenerte en forma, sino para que no contraigas ninguna enfermedad que te mande al baño repetido número de veces y se arruine tu tiempo de disfrute. Aprovecha de cocinar con calma en casa platos y comidas que no has cocinado antes o come eso que no puedes comer por causa del trabajo o la rutina, te dará una gran satisfacción poder saborear tus creaciones y deglutir eso que nunca puedes.

 

 

wake up

4. Descanso ilimitado: cuando sales de vacaciones a un lugar diferente, no tendrás la comodidad de dormir y descansar las horas que desees ya sea porque hay ruido, luz, excursiones que hacer, horario de comida estricto o una cama incomoda. Todo lo contrario sucede si estas en casa; en tu casa puedes tomar siestas en cualquier lugar donde te provoque y a cualquier hora del día, puedes despertarte a la hora que te de la gana y acostarte de madrugada y tu cama siempre sera la mas cómoda.

 

 

5. Más tiempo con los que más quieres: al ir de vacaciones a otro sitio, lo más probable es que no puedas llevar contigo a todas las personas y mascotas que quieras, tendrás que sacrificar la compañía de algunos o estar rodeado de extraños es un lugar que no conoces. En cambio, si te quedas en casa cerca de los tuyos puede ser el mejor plan de vacaciones.

En estos días de vacaciones  dedicate a las personas que más quieres, a hacer lo que ellos querían, a pasar más tiempo con ellos, a visitar su casa más seguido, hacer sus quehaceres del hogar y a escucharlos con más atención.

 

 

images

6. Renueva tu hogar: si estas de ánimo puedes darle un tiempo a organizar tu casa, quizás necesite limpieza profunda y/o quieras reorganizar los muebles, comedor, sillas, juego de cuarto de otra manera y así darle un nuevo look al ambiente. También, pudieras deshacerte de cosas que no necesites y donarlas a alguien que si las necesite y pueda darles uso.

 

 

 

7. Visita tu médico: nada mejor que ir al doctor a hacerte un chequeo durante las vacaciones, ¿y eso por qué? Porqué no tienes la presión de levantarte muy temprano o preocuparte por la hora de regreso a casa. Puedes esperar con paciencia tu turno o si haces la cita con anticipación, llegas a la hora y te atienden sin esperar mucho. Como estas de vacaciones puedes hacerte exámenes médicos y físicos de lo que sea sin importar el horario y puedes visitar a cuantos médicos necesites visitar con el fin de asegurarte que tu salud y tu cuerpo esten bien. 125556144

 

***

Estas siete cosas pueden parecer pequeñas e incluso insignificantes pero pueden hacer de tus vacaciones en casa las mejores que hallas tenido y vivido plenamente.